jueves, 31 de julio de 2014

Panera de los tesoros

Hace un par de días le regalé a Nora su propia panera de los tesoros. Os cuento en que consiste y como hacerla:

La panera de los tesoros es un juego sensorial que se usa mucho en la pedagogía Montessori. En la que creen que hemos de dar espacio a los niños para experimentar, con diferentes estímulos.

Esta actividad está recomendada a partir de los 6 meses, cuando el niño sepa coger cositas y se mantenga sentado.

Consiste en proporcionarles una cesta llena de objetos estimulantes para ellos. Dejarles que jueguen, chupen, golpeen y hagan lo que sea con dichos objetos mientras nosotros nos convertimos en observadores pasivos. Solo podremos intervenir si vemos alguna conducta peligrosa o si el niño nos invita a participar (aunque no hablen, por ejemplo Nora me va dejando en el regazo los objetos con los que quiere que juegue yo).

Si os da pereza montarla, que si compra esto, busca lo otro y tal. Origen Bebé las vende en su tienda online. (No, no me dan comisión, pero es que son un amor de gente)

La cesta la podéis hacer con trapillo, tenéis miles de tutoriales por internet, yo lo encontré entretenido pero bastante fácil. A la hora de la práctica me encontré con que a Nora le gustaba meterse dentro, así que acabé comprando algo más rígido.
También puede ser una caja de cartón, de mimbre...

¿Que metemos?
Prácticamente lo que se nos ocurra. Se ha de poder estimular el oido, el tacto, el gusto, la vista y el olfato.
Materiales como madera, vidrio, metal, paja... que haya el menos plástico posible, ya que día a día no paran de tocar este material.
Teóricamente ha de haber una variedad de 60 objetos, e irlos cambiando al cabo del tiempo para que no los aborrezcan.
Yo encuentro que 60 son demasiados para empezar, así que he empezado con unos 10 e iré ampliando (así tengo tiempo de encontrar nuevas cosas).

Os dejo la lista que me hice yo para que cojáis ideas:
-Botellita de vidrio con lentejas
-Pañuelo de tela
-Trozo de toalla
-Cordones
-Cintas se raso
-Esponja natural
-Esponja exfoliante
-Aros de los que se cuelgan las cortinas
-Cáscara de coco
-Rodillo para amasar
-Mortero
-Cuchara de madera
-Rollo de papel de cocina
-Tetrabric
-Pinzas (de colores, de plástico, con washitape...)
-Tapón grande de corcho (de los que tapan tarron, no los del vino)
-Palo de médico (este a Nora le ha molado muchísimo, y a mi solo tocarlo me da una dentera....)
-Moldes de silicona
-Peine
-Cepillo
-Libretita
-Pincel de repostería
-Brocha
-Ovillo de lana
-Colador pequeño metálico
-Estropajo
-Lima de uñas
-Pelota de tenis
-Pelota que tiene como pinchitos (que no pincha, claro)
-Cuerda gorda (por ejemplo un juguete de perro)
-Batidor de barillas
-Figuras de madera (como las de hacer manualidades, scrap...)
-Mando o móvil viejo
-Abanico
-Medidores de cantidad metálicos (esos que miden cups y teaspoons)
-Plumero
-Cascabeles (grandotes)
- Llavero con llaves viejas
-Masajeador de madera
-Cascara de nuez
-Botón gigante
-Huevera (de la de cartón)
-Piedra pómez
-Muelle (de los que sirven para agrupar varios cables)
-Paquete de pañuelos de papel
-Fieltro y/o goma eva de diferentes colores cortados en diferentes formas
-Limpiapipas
-Papeles de diferentes texturas (celofan, de cera, cebolla...)

También las podéis hacer temáticas.  De verano: añadiendo estrellas de mar, conchas, pechinas... De otoño: con piñas, hojas secas...

Espero haberos dado varias ideas para divertiros con vuestros peques!
Cualquier duda me encontraréis en Facebook como Mofletes & tatuajes.